Anturio: una planta -roja- muy conocida para el hogar

¡Compártelo!Share on Facebook4Pin on Pinterest17Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Anturio es una planta de flor similiar al espatifilo pero diferente. Su color rojo llamativo hacer que no pase indiferente para nadie y sea la reina de las plantas de interior. Nos dará ese punto de color que todos necesitamos en nuestra casa para que ésta parezca habitable. En definitiva si quieres una buena planta para decorar, el Anturio te va a encantar.

Anturio planta de interior.

Cuidados y riego del Anturio

Esta planta no tiene grandes dificultades para sus cuidados pero si es verdad que tendremos que tener en cuenta algunas pequeñas observaciones para evitar que se nos marchite.

Ten cuidado con las temperaturas muy bajas en invierno. No te olvides de que aunque esté en el interior deberás ponerla lejos del radiador. En el lugar en el que haya menos cambios de temperatura. Asegúrate siempre de qué tenga la humedad suficiente.

Siempre lejos de las corrientes de aire. Es importante que la humedad no se pierda. Si se reseca lo más probable es que se marchite, por lo que ten en cuenta este punto y ponla en un lugar resguardado.

Puedes mantener limpias las hojas de las plantas mediante un paño húmedo que no deje pelusas. De esta forma ayudamos a que el sol y la luz natural llegue de mejor forma a nuestra plantita.

El abonado: cada quince días durante la primavera, con un abono líquido que ayude a florecer y a mantener enriquecida la planta.

El riego, en invierno la regaremos como mucho una vez a la semana. Comprueba siempre que tenga falta de riego y hazlo. En verano aumentaremos el riego a 3 veces por semana siempre asegurándonos que la planta esté seca.

Poda y plagas

No se poda y la transplantaremos cada 2 años o más pues no crece demasiado como para que hagamos esta acción anualmente.

Las plagas más comunes del Anturio son: araña roja, el pulgón y las cochinillas. Mantén siempre las plagas lejos de tus plantas favoritas siguiendo nuestros consejos y estando siempre bien alerta de la aparición de nuevos bichos.

Semillas

Se reproduce por semilla, pero si ya tenemos una planta en nuestro poder podemos reproducirla mediante la división cada dos años, separando desde la raíz.

Si te ha gustado y te ha sido útil, comparte la entrada. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.