Ciclamen: flores preciosas en época invernal

¡Compártelo!Share on Facebook5Pin on Pinterest3Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Ciclamen es una flor común en las casas por su abundante floración en invierno lo que la convierte en la planta más famosa de esta estación. Se trata de una planta de interior con flor y hojas triangulares de dos tonalidades de verde. Sus flores preciosas tiene unos pétalos suaves que nacen hacia arriba. Su origen está en el sudeste asiático y Persia. Es muy común que se nos sequen las hojas o se amarillen. Veamos las razones y causas para evitarlo.

Ciclamen planta interior

No es una planta muy grande, puede llegar a los 30-50 cm pero no más. Los pétalos, cómo ya hemos dicho se entrelazan o pliegan haciendo que la forma de las flores sea curiosa y original.

Cuidados y riego del Ciclamen

La mejor ventaja de esta planta es que florece en los meses de frío, en invierno, cuándo el resto (de forma general), están “descansando”. Por lo que si queremos tener una planta con flor en pleno invierno esta será nuestra planta. Florecen en otoño, invierno y primavera.

Si vemos que la planta amarillea o se empieza a secar, probablemente será por el hecho de qué la temperatura de la habitación en la que está sea elevada. Para ello, una vez comprada del invernadero, tendremos que ponerla en el lugar más fresco posible de la casa.

De hecho no debemos olvidar qué se trata de una planta de invierno, que florece en estos meses y por lo tanto gusta del frío y no del agradable clima de calefacción. Colocarla en un lugar fresco y húmedo con tierra siempre húmeda.

Es una planta que requiere que la luz le llegue durante gran parte del día por lo que deberemos evitar ponerla en lugares en dónde no le vaya a dar la luz.

El riego de la planta se realiza por abajo, es decir igual que el riego que se realiza a la Violeta africana, por ejemplo. Colocaremos una bandeja con agua, y sobre la misma pondremos la maceta durante 15 minutos para qué nuestra planta absorba el agua que necesite en ese tiempo, evitando encharcarla. Repite la operación dos veces por semana. En la época de descanso, en verano, disminuye el riego.

Abono cada 15 días en el agua del riego en la época de flor.

Transplantaremos la planta en el momento en el qué deja de florecer, de esta forma mejoramos los nutrientes de la tierra a fin de qué al año siguiente vuelva a crecer con la misma firmeza y salud.

Poda y plagas del Ciclamen

Si las hojas o ramas se ponen feas, la planta se estropea. Aprovecha y retira las hojas secas según se vayan cayendo y también en el momento que deje de florecer. En verano déjalo descansar. Si por el contrario no lo haces la planta florecerá cada año algo menos.

Semillas del Ciclamen

El ciclamen se reproduce mediante los troncos y las semillas, si bien estas últimas necesitan de un proceso profesional. Con las ramas crecidas unos 5 centímetros podemos trasplantarlas a otra maceta y tener una planta nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.