Cola de zorro tropical: color y alegría para los ojos

¡Compártelo!Share on Facebook9Pin on Pinterest1Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La cola de zorro tropical es una buena opción si queremos decorar con plantas de interior. Se trata de una flor muy colorida que imita, como bien dice su nombre a la cola de zorro. Tiene flores blancas que dan frutos rojos. Eso sí tendremos que tener cuidado de qué la plantamos en un lugar cálido, y lo que es más importante, que no tenemos mascotas en casa, pues puede ser peligroso.

Cola de zorro tropical interior.

La cola de zorro puede alcanzar los 70 u 80 cm de altura.

Cuidados y riego de la cola de zorro

El mejor lugar para cultivar esta planta en el interior es uno soleado y bien ventilado. Es importante que tenga una buena ventilación para que pueda crecer sana.

Si hablamos del riego hay que vaporizar con agua las hojas en la época cálida, después la frecuencia de riego en verano será alta, mientras que en invierno deberá ser más espaciada y débil.

En la época de floración abonaremos con el agua cada quince días con un abono especial para ellos. Gusta de una temperatura cálida pero no calurosa en verano y en invierno no tolerará las temperaturas menores de 8ºC. Por lo qué tendremos que pensar muy bien en dónde la vamos a poner para asegurarnos de qué las temperaturas no bajen mucho en invierno.

Cada dos o tres años tendremos que transplantarla de maceta puesto que crece y necesitará más espacio para seguir desarrollándose. Esta acción siempre es interesante, pues podemos aprovechar también para enriquecer la turba de la maceta y dejar que haya más nutrientes orgánicos en la misma.

Nota: no plantar esta planta en casa si tenemos mascotas. 

Poda y plagas

Para la realización de la poda tendremos que suprimir aquellas hojas que estén secas y amarillas, a fin de que sigan creciendo sanas el resto de las hojas y flores de la planta.

Es muy resistente y no hay plagas comunes que afecten de forma común a esta planta.

Semillas

Mediante la división de la mata. Es una de las maneras más fáciles de reproducir y hacer crecer esta planta en otra maceta. Cuándo llegue el buen tiempo divide la mata y transplántalo en el resto.

Si te ha gustado la entrada, compártela. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.