Ficus benjamina: no puede faltar en tu salón

¡Compártelo!Share on Facebook4Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Estas plantas para decorar el interior de nuestros hogares son de las más resistentes e imprescindibles. La ficus benjamina es una planta con hojas arbustadas y tronco enrollado es una planta que tolera temperaturas muy calurosas y resiste muy bien a la poca luz y humedad. Por eso, hace que esta planta sea una de las más famosas para el interior.

Ficus benjamina para interior.

La hacen ideal para decorar si queremos y necesitamos una planta verde que de color a nuestra estancia y ese toque natural que sólo conseguimos con las plantas.

Cuidados y riego de la ficus benjamina

Tendremos que tenerla en lugares en dónde la temperatura no baje de los 13º. No tolera las heladas, por lo que si en verano la ponemos en la terraza o en el jardín a sol y sombra en invierno tendremos que meterla al interior sí o sí. Nunca ponerla en corrientes de aire, pues son dañinas para este tipo de planta.

Riego cada 2 días en verano y una vez cada 10 días en invierno. Para saber si es necesario regar, toca un poco la tierra de la maceta y asegúrate de qué está seca y que necesita el agua, si no es así, espera.

En verano tolerará muy bien las altas temperaturas, y también la alta calefacción. Aún así, evita que tu planta esté cerca de las fuentes de calor. De vez en cuándo en invierno y a diario en verano vierte un poco de agua pulverizada en las hojas de la planta.

Truco: para evitar que las hojas se amarilleen vierte un poco de abono en el riego una vez al mes con extra de hierro.

Poda y plagas de la ficus benjamina

Una vez al trimestre corta las dos hojas que están al final de las ramas. De esta manera lograrás que la planta siga creciendo saludable y con hojas frondosas. En invierno no lo hagas, puesto que la planta está más sensible que el resto del año.

Las plagas más comunes de la ficus benjamina son las de la araña roja, cochinilla y pulgón. Te contamos cómo puedes evitarlas de manera fácil y sencilla estos bichillos.

Semillas de la ficus benjamina

Se reproducen por esquejes y semillas. Y por último no te olvides de cambiar de tierra y transplantar la planta de una maceta a otra de forma anual para qué tenga siempre la mejor salud posible.

La foto la hemos visto en el Flikr de yoppy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.