Fitonia: la planta más común para el salón de tu casa

¡Compártelo!Share on Facebook7Pin on Pinterest7Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La fitonia es una planta muy común para nuestras casas. Planta ideal para decorar el interior, pero sobre todo para dar un poco de color y vivacidad a las estancias. La pondremos lejos de las ventanas y cuidaremos de qué siempre tenga la humedad necesaria para sobrevivir. Tampoco necesita mucho riego en invierno, por lo que es resistente.

Fitonia planta para el salón.

Cuidados y riego de la fitonia

El riego, hay que regarla con frecuencia en verano y con menos en invierno. Hay que vaporizarla de vez en cuándo para que tenga la humedad adecuada, sobre todo en aquellos lugares secos en los que hay calefacción u otros sistemas que resecan el ambiente. Comprobaremos con los dedos si la tierra está seca del todo para volver a regar.

No es muy amiga del sol, por lo que tendremos que tenerla lejos de la luz directa. Si la ponemos en un salón o recinto cerrado en nuestra casa tendremos que tener en cuenta este punto para ponerlo lejos de las ventanas y de las entradas de luz para evitar que se amarillee o incluso se marchite.

Las temperaturas, serán las recomendadas algo altas en verano (18-20º) y 14-16º en invierno.

El transplanta de maceta para renovar la tierra o cambiarla a una maceta mayor por cuestiones de tamaño se realizará cada 2 ó 3 años.

Evita las corrientes de aire para evitar que las hojas se caigan. Ten cuidado con esto, no dejes la planta que durante el día esté sufriendo corrientes continuas puesto que no las tolera.

Si se pliegan o se secan están secándose por el sol. Tal y cómo hemos comentado arriba, cámbialas de lugar y busca un lugar dónde no reciban la luz directa.

Poda y plagas

Quita las hojas amarillas o secas de forma frecuente de la fitonia. No dejes que las malas hojas estropeen el resto de la planta. De esta manera, evitaremos también la aparición de enfermedades.

Las plagas más comunes son los pulgones en los brotes nuevos y las arañas rojas, que prácticamente se hacen con todas nuestras plantas. Es interesante estar prevenidos y tomar algunas medidas para evitarlo.

Semillas

Se puede realizar la multiplicación mediante división de la mata, o mediante la siembra de esquejes. Eso sí, en cada caso, utilizaremos una época del año que sea más recomendable. Mediante división la realizaremos en primavera, y la plantación de esquejes podemos hacerla tanto en primavera como en verano.

Si te ha gustado esta entrada, compártela o deja un comentario. 😉

La foto la hemos visto en el flickr de athenerafie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.