Monstera Deliciosa o Costilla de Adán: para decorar el interior

¡Compártelo!Share on Facebook5Pin on Pinterest18Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La monstera deliciosa o costilla de adán se trata de una planta original y resistente para interior, sobre todo por sus agujeros naturales que hacen que la hoja de esta planta tome la apariencia de unas “costillas” de nuestro cuerpo y sea muy conocida por ese nombre. De un verde intenso, esta planta es originaria de México y de países exóticos. Es una planta muy utilizada para la decoración de los espacios interiores comunes tales como portales o pasillos de viviendas.

Monstera o la costilla de adán

Puede alcanzar hasta 20 metros de altura y se trata de una planta con características de enredadera y por eso puede alcanzar esa altura. Veamos como podemos cuidar esta planta para que crezca sana.

Cuidados y riego de la monstera

No necesitaremos grandes cuidados para su cultivo. Como ya hemos dicho se trata de una planta muy resistente que conseguiremos que tenga unas hojas prominentes en el interior. Si bien hay algunos cuidados que tenemos que tener en cuenta.

La luz indirecta siempre. Nunca en lugares sombríos o en dónde no llega ni un rayo de luz. Si la luz le da directamente, se secará. Evitar siempre las corrientes de aire y la temperatura por debajo de los 13º.

El riego no debe ser abundante para evitar la putrefacción de las raíces. Como casi siempre, es mejor pecar de poco riego que de mucho, puesto que podríamos marchitarla.

Nos aseguraremos siempre de que la tierra se encuentre seca para regar. Verano 3-4 días mientras que en invierno una vez a la semana. Pulverizala de vez en cuando en verano, la humedad le vendrá bien.

Abonaremos cada 15 días en verano, la transplantaremos y cambiaremos de turba cada 4 años.

Poda y plagas

Las cochinillas, ácaros y trips son las plagas más comunes que puede tener esta planta para el interior.

Semillas

La podemos reproducir mediante esquejes. La mejor época para realizar esta acción y plantar nueva será en la época de verano. La temperatura idónea para el crecimiento de los esquejes son los 25º

La foto es del flickr de Ewen Roberts, graciasss. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.