Orquídea: una flor preciosa de cualquier color

¡Compártelo!Share on Facebook0Pin on Pinterest1Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La orquídea es una planta para el interior que prácticamente podemos encontrar en cualquier parte del mundo si bien su lugar de origen puede ser el trópico. Puede alcanzar altas alturas si sobrevive de forma salvaje en el ambiente. Tiene una flor de unos colores vivos y preciosos que la hace una planta con una flor de diferentes colores espectacular. Te contamos cómo cuidarlas y mucho más.

Orquídea blanca para interior

Es una planta no demasiado resistente, por lo que tendremos que tener en cuenta este punto si queremos que sobreviva en nuestra casa y nos de flores preciosas y seguir los consejos que os damos a continuación.

Cuidado y Riego de la orquídea

Tendremos que ponerlas en un sitio muy luminoso. Si vemos que se marchita, será muy probable que apenas le da la luz, lo que puede hacer que se nos muera la planta. Cámbiala de sitio. En verano, la luz le deberá dar tanto por la mañana como por la tarde, pero no en las horas en las que el sol pega con justicia.

Será mejor que pongamos el agua en el propio plato de la maceta, para qué sea la propia planta la que absorba el agua que necesite para sobrevivir. Si preferimos regar en la tierra de la maceta, tendremos que esperar a qué esté seca y nunca encharcar la planta. Nunca regar con agua del grifo y si con agua reposada en alguna garrafa o botella.

Normalmente, la mayoría de las orquídeas necesitan que haya diferencia de temperatura entre el día y la noche para poder florecer. Si la temperatura es siempre plana, no florecerá. Recuerda tenerla en un sitio húmedo y con buena ventilación para que pueda estar sana.

Poda y plagas de la orquídea

Para la poda, retira las puntas negras y las hojas marchitas que se van estropeando durante el año. Después de que haya florecido y se haya marchitado la flor, corta por la base de esta para qué la siguiente flor salga fuerte y resistente.

Cuidado con los pulgones, araña roja y cochinillas. Ante cualquier anomalía o plagas pon remedio y atención.

Para el abono de estas plantas, sería ideal utilizar un abono especial. Si queremos utilizar el abono normal de plantas para interior, entonces, debemos utilizar la mitad de la cantidad que se recomienda en el envase. Lo más recomendable es abonarla cada quince días en su época de florecimiento, en octubre.

Semillas de la orquídea

La manera más fácil de su reproducción es mediante división. Cultivar las semillas es complejo por lo que recomendamos lo primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.